Recorrido

La Ruta del Torote arranca desde la urbanización al norte del municipio: Jardín de Serracines.
Desnivel positivo, donde necesitaremos abrir gas para afrontar las primeras rampas sin que nos dejen de rueda los rivales más cercanos. En las primeras estribaciones recorreremos el entorno de esta urbanización y los campos que la rodean, en busca de coronar el cerro que limita nuestra localidad con la vecina Ribatejada.

Tras ese primer encuentro con las sensaciones de esfuerzo, coronamos con preciosas vistas y casi sin aliento nos dirigiremos hacia Valdeolmos, donde se inicia la ascensión al cerro del Castillo, que encadenaremos con la subida al depósito de agua para después bajar por un camino muy entretenido a las inmediaciones de Algete, donde se encuentra situado el primer avituallamiento. La serranía de cotas bajas que atravesamos es conocida como “el serrucho”, por sus continuas crestas, no muy elevadas pero sí exigentes y que poco a poco van acumulando metros de desnivel en nuestro GPS y, como no, en nuestras piernas.

Pistas favorables, rodeadas de una inmensa estepa de cereales que agitados por el viento simulan un mar en tonos verdosos, nos conducen hasta Fresno de Torote, el pueblo original, a día de hoy abandonado, donde tendremos que atravesar el río que da nombre a la ruta para adentrarnos en una sucesión de barrancos y arroyos que nos aproximan al límite con la vecina provincia de Guadalajara.

Retornamos a Serracines, en su parte más al este,  llegando al segundo avituallamiento, punto central del recorrido donde se dividen y unirán posteriormente la ruta larga y corta, y donde ya llevamos ya 40 kilómetros recorridos.

Acto seguido tendremos que negociar de nuevo continuas subidas y bajadas, bastante pronunciadas en el entorno de los barrancos que rodean la ribera del Torote.
Sendero paralelo al río, cubierto de vegetación y terreno divertido que casi recuerda a la modalidad de ciclocross y donde los más hábiles en el barro podrán demostrar su destreza. Atravesamos por el borde de una de las lagunas que ha formado el paso del tiempo y la cercanía del río, y volvemos a cruzar el Torote de nuevo, como eje central de nuestro recorrido.

De nuevo estamos pegados a Serracines y su núcleo urbano, donde tendremos el  tercer avituallamiento en el que reponer fuerzas de cara a los últimos compases de la jornada.
Rodeamos Serracines por su parte exterior, y nos dirigimos ya de vuelta en busca del camino a Valdeolmos, afrontando de nuevo una exigente subida final, que tiene como recompensa unos últimos 3 kilómetros de bajada atravesando una dehesa que nos conduce hasta la misma línea de meta.

Recorrido

Perfil de la Ruta Larga

Recorrido: 63,5 Km
Desnivel Acumulado: 900 M+

Descarga Track GPX

Recorrido

Perfil del Recorrido modalidad SHORT

Recorrido: 40 Km
Desnivel Acumulado: 600 M+

Descarga Track GPX

Recorrido

Patrocina

Instituciones

Organiza

Colabora